Archivo de la etiqueta: jordi gomis

EL ENTRENADOR PERFECTO

FotoJordiGomisPara mi un buen entrenador es el que sabe leer los partidos”, “para mi, el que sabe dosificar y rotar a toda plantilla”… “a mi me gustan los que son autoritarios, los que se imponen”… “los mejores entrenadores son los hablan mucho con los jugadores”… “aquel que tuve yo, si que sabía llevar un vestuario”… “yo prefiero a los que te dan mucha libertad”, “pues para mi, los mejores son los que entienden mucho de táctica y estrategia”, “pues si no le dan máxima prioridad al tema físico, a mi ya no me gustan, es la base de todo”, etc, etc, etc.

Los que hemos estado cerca de la alta, y no tan alta, competición, las hemos dicho y oído de todos los colores. ¿Son todas válidas?. ¡Por supuesto!. Eso si, como padre, como directivo, como jugador, como entrenador y, en definitiva, como persona que vive cerca del deporte, tengamos claro una cosa, ¡no hay Entrenador Perfecto!.

Los Vicente Del Bosque, Luis Aragonés, Cholo Simeone, José Mourinho, Pep Guardiola y/o Marcelo Bielsa en fútbol, Phil Jackson y/o Gregg Popovich en la NBA o Fred Vergnoux, Brian Orser y/o Aíto García Reneses en otros deportes, han sido absolutas referencias para todos aquellos que queremos aprender y crecer en el deporte y en la vida pero, ¿han sido Entrenadores Perfectos y lo han ganado todo siempre?. No. Ni en sus mejores años habrá sido todo de color de rosa para todos… imagínate en los demás.

¿Y qué saco yo de todo esto?.

Desde mi experiencia y punto de vista como deportista y ahora como coach deportivo, como jugador, ¡olvídate!. Se pierde el tiempo, la energía, la conexión… y, sobre todo, se pierde el foco, tu foco, ¡tu mejor versión!. Acercarse a ella depende de ti porque eres el único que la conoce, que sabe como es.

Llegado a este punto, cito un breve extracto del libro que cae en mis manos estos últimos días, “Soccer Tough (Lo Duro del Fútbol)” del psicólogo inglés Dan Abrahams, en el que, hablando de aprender a darle la vuelta a situaciones deportivas difíciles de gestionar, detalla la situación de un futbolista realmente “jodido” después de haber sido relegado a la suplencia: “Sólo tengo que trabajar más y mejor.

No sé por qué me han dejado en el banquillo, así que voy a hablar con el cuerpo técnico. Será un buen momento para que puedan evaluar mi juego y llegar a algunas soluciones para que mejore.”. Tu feedback y el del resto del equipo son absolutamente necesarios para el crecimiento personal y colectivo pero, exagerando, aunque supieras más que nadie, él es el que tiene la tremenda responsabilidad de llevar al grupo o al individuo a la excelencia deportiva y, no te quepa la menor duda, intentará hacerlo lo mejor posible. Su felicidad y la de los suyos también depende de ese año y de esa temporada. A ti, ¡te toca convencerle!.

Abre tus ojos, extiende tus orejas al máximo y pon máxima atención a lo que pide a sus jugadores y/o al grupo. Apaga la lavadora (torrente de pensamientos cuando no ponemos atención a lo que está pasando en ese mismo instante). Aquí y ahora. Fíjate en todo. En su tono de voz y en sus palabras, en como gesticula, en donde incide y pone más hincapié, en qué es importante mejorar, etc. etc. etc. Tan sólo si consigues entenderlo al máximo y trabajar en esa dirección, estás en el camino.

Y tu, entrenador, evidentemente, aprende sin parar acerca de tu deporte y de tu manera de entederlo pero, para acercarte a lo que “ellos” llaman Entrenadores Perfectos, aprende de su trato con y para las personas. De ese plus de conexión que crean con sus jugadores y que les hace especiales. Ruedas de prensa pre y post partido -las prepartido de Simeone son una de mis debilidades… suele lanzar 3 o 4 dardos de confianza a alguno de sus jugadores-, opiniones de jugadores, visitas a entrenamientos -ahí se suele ver mucho mejor la, poderosísima para mi, cercanía física y comunicativa entre entrenador y jugador/es-, libros y/o biografías, etc. etc. etc.

Me viene difusamente a la mente una frase de Javier Aguirre en su etapa en el RCD Español que decía, más o menos, “No puedo exigirle nada a mi jugador si antes no he hablado y he sabido de él como persona… cómo está, si le va todo bien en casa, si se ha adaptado bien a la ciudad, si le puedo echar una mano en algo, etc.”. ¡Muy bueno!.

¿Fácil?. No. ¿Esperabas que lo fuera?. Todo esto es un duro trabajo diario junto a tu cuerpo técnico de foco ubicado en tu planning, registrable en tu libreta, en tus anotaciones…

¿Dispuesto a ser el Entrenador Perfecto?

Jordi Gomis, Coach Deportivo.

W: jordigomis.es

Facebook: Jordi Gomis (perfil personal) y Jordi Gomis Sport Mental Training (página)

Twitter: @jorgogui

LinkedIn: es.linkedin.com/in/jordigomis

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , ,