REFLEXIÓN EDUARDO ESTEVE

05112007014ÓSCAR FERNÁNDEZ, EL SUEÑO DE UN ENTRENADOR

Conocí a Oscar Fernández cuando el Valencia le encargó la difícil tarea de dirigir a su primer equipo en una situación muy complicada tras la destitución de Quique Sánchez Flores. Venía de las categorías inferiores donde su trabajo no había pasado desapercibido.

Descubrí a una persona enamorada de su trabajo, la de entrenador de fútbol y con una ilusión tremenda ante la oportunidad que se le brindaba. Ilusión por varios motivos: el primero porque es valencianista de corazón y le llamaban para ayudar al equipo de sus amores, y la segunda porque irradiaba ese optimismo propio de aquel que se sabe con la confianza necesaria para demostrar su valía como entrenador.

Años después Óscar tuvo que emigrar y buscarse la vida lejos de España. Fue valiente. La valentía de alguien que quiere crecer y convertirse en un gran profesional. Al igual que le ha sucedido a muchos españoles tuvo que salir de aquí para buscarse la vida en otro fútbol. Y no es fácil. No es fácil adaptarse a otro idioma, otra ciudad, otro país, otras costumbres… Pero Óscar quiere crecer y sabe que esta oportunidad que esta viviendo en Qatar le puede resultar muy beneficiosa en su carrera como entrenador.

Voy a contar un pequeño secreto. Hace poco estuve en la final de la UEFA Europa League donde Rafa Benítez conseguía un nuevo título europeo. Al llegar de Amsterdam fue de los primeros en mandarme un mensaje para que le hiciera llegar su felicitación a Rafa. Así lo hice. Y es que Oscar, al igual que otros muchos entrenadores españoles, se ven reflejados en Benítez como un modelo a seguir.

El madrileño ha triunfado no solo en España sino también en Inglaterra y ha abierto un camino que otros entrenadores tratan de seguir. Su admiración por Rafa viene de cuando su equipo, el Valencia, consiguió sus mayores éxitos de las últimas décadas y estoy seguro que trata de poner en práctica muchas de las cosas que durante los últimos años Benítez viene empleando tanto en el propio Valencia, en el Liverpool y más recientemente en el Chelsea.

Yo creo en Óscar. Y creo en él porque ha sido capaz de coger la maleta y marcharse lejos para poder vivir una experiencia enriquecedora que estoy seguro le hará mejor entrenador. Creo en él porque creo en muchos de esos entrenadores españoles jóvenes que ansían poder conseguir un día entrenar en la élite del fútbol europeo.

Creo en él porque para sacarse el título de entrenador tuvo que estar todo un mes de verano yendo y viniendo en el día a Madrid desde Valencia después de acabar a las dos de la tarde en el colegio donde trabajaba, Creo en él porque me consta que es trabajador e irradia una ilusión que se contagia en el propio vestuario. Y hoy en día el entrenador, además de dominar la parte táctica del juego, tiene que dominar también el aspecto psicológico para manejar vestuarios.

Creo en él porque cada vez que hablo con él me hace ver que no va a parar hasta conseguir que su deseo se haga realidad. Creo en él porque sé que sigue aprendiendo cada día de esta profesión y se preocupa por conocer, como en el caso de Rafa, las cosas buenas de cada entrenador para mejorar día a día. Todo lo que ahora mismo está viviendo le va a servir para adquirir una experiencia que quizá no tenía cuando, tan joven, le llegó la oportunidad de entrenar a todo un Valencia. Y creo, de verdad, que un día estará entre nosotros, en nuestro fútbol, entrenando a un equipo de élite viendo cumplido el sueño de esa profesión que tanto le gusta: la de entrenador de fútbol.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: