Reflexión Rubén Selles

Sobre el entorno

La perspectiva desde la que analizamos y vivimos nuestro día a día, es el resultado de un desarrollo continuo que iniciamos el día que llegamos a “éste” mundo. En ese desarrollo, cada persona ha vivido una serie de experiencias diversas, que le han llevado a ver y a afrontar la vida de un modo diferente, único, exclusivo…

Sabiendo que cada uno somos diferentes y venimos de experiencias diferentes, nunca iguales, nuestras respuestas ante las situaciones del día a día han de ser, por naturaleza , diferentes (similares, parecidas ó no, pero nunca iguales).

 

Asimismo hemos de tener en cuenta que ante situaciones muy similares, nuestra respuesta no será igual en un punto de nuestro desarrollo que en otro; y en algunos casos, no será ni parecida.

Contando con esta explicación sencilla y certera, es momento de analizar “nuestro” fútbol.

Si aplicamos el conocimiento del “entorno” en la formación de las personas (que primero serán personas y luego jugarán al futbol), a la hora de plantear las situaciones diarias de entrenamiento, competición, dirección de equipos, etc.… como entrenadores, hemos de saber y/o conocer a todas las personas que están en nuestro equipo y procurar que, en casi todos los momentos, sientan que ellos y solo ellos son los protagonistas de su formación, y que cada momento está creado para que ellos optimicen continuamente todas sus cualidades, y no hablamos solo de las futbolísticas.

Al llegar al fútbol de élite, la importancia de ese conocimiento es igual de importante, y hemos de añadirle que el reto para el entrenador es mucho mayor porque el volumen de variables a conocer crece de manera exponencial.

Es aquí cuando la relaciones humanas son igual de importantes que en la formación y cuando no debemos olvidar que una persona sigue aprendiendo toda su vida, y la plasticidad del cerebro así lo demuestra.

Si conocemos todos estos componentes que, a priori, parecen tan de “sentido común”, ¿Por qué queremos que nuestr@s niñ@s sean estrellas con menos de 10 años?

¿Por qué acusamos de la falta de educación y saber estar de nuestr@s niñ@s con sus compañeros-rivales deportivos a la sociedad y no nos paramos a pensar si los padres han pasado suficiente tiempo con ellos?

¿Por qué los papas separados van a ver a su hij@ de 12 años competir porque es el mejor, pero ha de vivir en la residencia de un equipo profesional porque ambos no lo quieren en casa?

¿Por qué ese niñ@ no tendrá un comportamiento ejemplar? Parece lógica…. PUES NO LA APLICAMOS.

¿Por qué ese jugador que han firmado por tanto dinero no rinde en el equipo de mi ciudad? ¿Alguien se ha preguntado si vive alguna situación complicada a nivel emocional? ¿Y si el propio club no abona cada mes el salario de ese futbolista? ¿Y si ese entrenador tiene esos mismos problemas?

En muchas ocasiones, la realidad no es lo que se ve el domingo, es el día a día. Ese mismo día a día es lo que nos hace diferentes, lo que nos permite mejorar y lo que nos permite educar y educarnos. Estemos todos un poco más atentos y veamos, si algo no funciona, que elemento del entorno está fallando y si nosotros tenemos algo que ver en eso y cómo podemos mejorarlo.

Anuncios
Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: