Reflexión Manu Gimeno

Jugar al fútbol o competir al fútbol

Mourinho le mete un dedo en el ojo Tito Vilanova, Cristiano dice que es rico, guapo y bueno, Fernando Navarro y Spahic provocan la expulsión de Aduriz… éstos son sólo unos ejemplos de que en muchas ocasiones el fútbol profesional no es el espejo correcto donde debe mirarse el fútbol base. Los niños ven a sus mayores como héroes y pierden la noción de que todo lo que rodea a este mundo, en definitiva es un juego.

Hace unas semanas conocí la historia de un niño del infantil A del Valencia que hizo un hat-trick en un partido y se llevó el balón a casa, como hacen los profesionales. La Escuela le reclamó el balón y lo tuvo que devolver. Al principio me hizo gracia la anécdota, pero en el fondo me preocupó porque ese niño se miró en un espejo incorrecto.

También los entrenadores de esos pequeños se dejan guiar por esa lente desenfocada de la competitividad, en vez de la formación. Esos técnicos deberían buscar el equilibrio entre el fútbol recreativo, educativo y el competitivo. La historia vivida en el At.Nazaret esta temporada me hizo reflexionar. Jorge es un pequeño guardameta que ocupó la portería en 2010 cuando todos los metas dejaron el equipo.

El chico no era muy bueno como jugador de campo, pero en la portería encontró su sitio porque sintió como suya esa demarcación. Esta temporada han regresado los porteros salientes hace dos años y el entrenador ni se lo pensó, le dijo a Jorge que ya no lo quiere de portero.

El niño todavía está en casa llorando, metido en un armario de su habitación y se quiere dejar el fútbol a pesar de que sus mejores amigos están en el equipo. Este entrenador no sabe que Jorge había conseguido siendo portero desarrollar su autonomía, favoreció su sociabilidad y su espíritu de cooperación en el grupo porque se sentía protagonista.

A veces esos inexpertos entrenadores desconocen que son un factor básico en las etapas de formación del niño y que un problema ahora se proyectará el día de mañana porque el fútbol en esas cortas edades ayuda a que en el futuro tengan una mayor facilidad de comunicación o que tengan una mayor capacidad en la toma de decisiones. Que no se le olvide a los entrenadores y a los propios padres, que los niños practican fútbol por placer y por diversión, que la finalidad es reforzar sus valores personales y que sea un factor fundamental en su desarrollo. Lo importante para el niño es aprender jugando.

Anuncios
Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: