¿Dónde están los regateadores? ¿Entrenamos a los regateadores?

Desde que nos decidimos a entrenar, siempre buscamos desarrollar nuestra identidad, nuestro patrón, nuestro modelo y en la gran mayoría de casos siempre “nos copiamos” de la élite (entrenadores y jugadores) en muchas situaciones, son donde nos miramos y donde nos guiamos para “reflexionar”.

(Recordar siempre que los entrenadores somos “autodidactas”)

En la actualidad, y como bien decía un “crack” del periodismos como era Andrés Montes, es la época del “Tiki-taka”. Cualquier día de lunes a viernes, en cualquier campo de entrenamiento al que nos acerquemos siempre oímos la palabra “toca, toca”, pero llega el día de competición y…. ¿desaparecen los pases? ¿Aparecen otras acciones técnicas-tácticas? ¿Aparecen los duelos individuales? ¿Cómo busco alcanzar mi objetivo?…..

El fútbol está evolucionando, y cada vez más necesitamos sorprender con acciones técnicas que sean distintas, porque cuando tenemos el balón buscamos generar dudas en el adversario y cuando no lo tenemos buscamos provocar errores para recuperarlo, buscando obtener las mejores situaciones para nuestro equipo.

Desde el banquillo insistimos en jugar rápido, entrenamos “casi siempre” a dos toques, paso y muevo, no generamos situaciones de 1×1, de superación del adversario, no provocamos duelos individuales, y no desarrollamos también aspectos defensivos o ¿sí?

¿Me da tiempo a llegar al poseedor y robar?  y en ese instante me surgen varias preguntas: ¿dónde están los regateadores? ¿Entrenamos a los regateadores? ¿Defendemos bien a los regateadores?….

 El toque (pase) cómo el regate, la conducción, tienen sus beneficios y en cada momento son necesarios en función de las situaciones de juego que se presentan y el lugar del campo donde se realizan (toma de decisiones constante).

Y al final es que después de tocar y tocar, el mejor jugador del mundo no es ningún tocador, es el que mejor se deshace de los contrarios, es un ser muy suyo, “es un gran regateador”, cómo hemos pasado de los partidos en la calle donde siempre destacaba el que mejor regateaba, donde jugábamos con portero regateador, por esas tantas cosas hemos de preguntarnos:

“el talento del regateador: ¿Lo cortamos? Hay que ser valiente y encarar…. “

Anuncios
Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: